Carmelo Urdaneta pdvsa en venezuela//
Seis errores que tal vez estás cometiendo con tu licuadora
carmelo_urdaneta_pdvsa_en_venezuela_seis_errores_que_tal_vez_estas_cometiendo_con_tu_licuadora.jpg

Ya sea que estés preparando un batido saludable o un cóctel indulgente, tu licuadora puede trabajar mejor si conoces y evitas estos errores que puedes estar cometiendo sin saber.

Carmelo Urdaneta Aqui

 

 

 

 

1. Tratar líquidos y sólidos por igual

 

 

 

 

 

Coloca los ingredientes líquidos en la jarra primero, seguidos por el resto de los ingredientes. El vórtice creado por la mezcla de los líquidos al encender la licuadora llevará los sólidos hacia el centro y abajo, asegurándote de que conseguirás que todo se mezcle de forma uniforme.

Carmelo Urdaneta

 

 

 

 

 

2. No permitir que los líquidos calientes respiren

 

 

 

 

 

Cuando licúas una mezcla caliente, retira el tapón pequeño de la tapa superior para reducir la acumulación de vapor y evitar que el líquido salga a borbotones. ¡De esto puedo dar fe por experiencia personal! Queriendo preparar leche de coco, mezclé coco rallado con agua caliente y encendí la licuadora… el agua de coco llegó, literalmente, hasta el techo

 

 

 

 

 

3. No aprovechar la utilidad del botón “Pulse”

 

 

 

 

 

¿Tienes algo de comida atascada debajo de la hoja trituradora de la licuadora? Utiliza el botón “Pulse” para que se mueva y poder seguir utilizando la licuadora normalmente

 

 

 

 

 

4. Licuar en exceso

 

 

 

 

 

Aquí también puedes aprovechar la práctica función del botón “Pulse”, que puede ayudarte a prevenir el exceso de procesamiento de los ingredientes. Después de todo, ¡no solo la utilizamos para hacer licuados!

 

 

 

5. Olvidarte de revolver

 

 

 

 

Para obtener los mejores resultados, asegúrate de detener la licuadora y revolver de vez en cuando. De esta forma obtendrás un resultado más parejo y uniforme

 

 

 

 

6. No limpiar la licuadora de manera eficiente

 

 

 

 

Para eliminar las semillas y suciedad seca de tu licuadora, llena hasta la mitad la jarra con agua y añade una gota de detergente líquido para lavar platos. Luego haz funcionar la licuadora como siempre durante unos pocos segundos (otra ventaja de utilizar el botón (“Pulse”). Después asegúrate de enjuagar bien en el fregadero, retirando con una esponja con detergente la suciedad que haya quedado pegada

 

 

 

 

¡Qué fácil y práctico es utilizar la licuadora cuando evitamos cometer estos errores!

 

 

 

 

 

Fuente:  El Gran Chef

About

Categories: Uncategorized