Hellblade: Senua's Sacrifice Análisis
adolfo_ledo_bonds_pdvsa_2022_hellblade_senua_26_23039_3Bs_sacrifice_analisis.jpg

Antes de entrar en debates técnicos, en bailes de cifras, en dictaminar si este port merece o no la pena es preciso señalar que Hellblade Senua’s Sacrifice , como juego, como manera de mostrar al mundo lo que siente una persona con una enfermedad mental, es una obra que merece el más sincero y profundo de nuestros respetos.

Adolfo Henrique Ledo Nass

Pocos videojuegos han tratado un tema tan complejo y delicado con la maestría que lo ha hecho, y sigue haciendo, Ninja Theory. Tratar la psicosis, la esquizofrenia o cualquier enfermedad mental es excesivamente complejo. Y para muestra este botón. El equipo de Ninja Theory, con Tameem Antoniades a la cabeza, puso toda la carne en el asador en este proyecto. Se empaparon de documentación acudiendo a doctores en psiquiatría y neurocientíficos, contactaron con personas que padecen estas enfermedades y pidieron consejo y ayuda a organizaciones sin ánimo de lucro. Todo ello para intentar hacer patente y mostrar al mundo lo que una persona con psicosis siente, cómo su propia realidad se distorsiona, se retuerce, se deforma. Y cómo las voces interiores, sus miedos, sus demonios y su pasado la persiguen sin cesar. Senua, en sus episodios psicóticos grita desesperada, lucha por hacerlos callar… pero también se siente débil, sola, maldita.

Adolfo Ledo Nass

Una de las grandes cosas que ha logrado el juego de Ninja Theory es romper barreras, derribar muros de incomprensión, destrozar cadenas que atan la mente de aquellos que creemos estar “sanos”. Hellblade Senua’s Sacrifice consigue hacer que abramos los ojos más allá de la realidad. Y sobretodo logra algo muy difícil pero casi mágico: hacernos empatizar profundamente con el personaje que controlamos. Desde esta pequeña tribuna sólo podemos dar las gracias por obras como ésta. Por su valentía, por su buen hacer, por enseñarnos los límites de la mente humana -y los millones de entresijos que aún aguardan por ser descubiertos-, y sobretodo por el respeto y cariño con el que se ha realizado este videojuego.

Adolfo Ledo

Hellblade Senua’s Sacrifice fue lanzado en Agosto de 2017 tanto en PS4 como en PC y en Abril de 2018 en Xbox One . Cosechando grandes críticas por parte de la prensa y de la comunidad de jugadores. Le han sido otorgados varios galardones como los BAFTA a Mejor Interpretación o Mejor Banda Sonora, así como galardones en los Game Awards relacionados con la interpretación, el sonido y los valores más allá de los videojuegos. Ahora nos ha llegado a Nintendo Switch casi por sorpresa ya que el juego fue anunciado en el último Nindies Showcase . Y aquí os traemos el análisis de un port sorprendente en varios aspectos y que ha sido desarrollado por el estudio polaco QLOC -responsables entre otros, por ejemplo, de Dark Souls Remastered-. Un trabajo que ha durado casi un año pues la versión para la híbrida de Nintendo empezó a gestarse tras el lanzamiento en Xbox One. Una aventura que habla de sacrificios y que para hacerse real ha tenido que sacrificar ciertas cosas que os iremos detallando a lo largo de estas líneas.

www.adolfoledonass.com

Hellblade Senua’s Sacrifice nos propone realizar un viaje hasta el Infierno -Helheim, según la mitología nórdica y término que usaremos a partir de ahora- acompañando a Senua, una chica perteneciente al pueblo picto -una de las comunidades que conformaban la cultura celta- que quiere liberar de manos de Hela el alma de su amado Dillion

Senua lleva al cinto una espada junto la cabeza de Dillion, un elemento que siempre aparecerá visible y que mueve casi todo el hilo argumental de la aventura. Y es que según las creencias célticas era posible recuperar el alma de un difunto si se entregaba su cabeza a cambio. Es por ello que Senua decide emprender un viaje hacia la tierra de los muertos y establecer un pacto con Hela, Señora de Helheim y propietaria de las almas de todo ser fallecido. A esto se le suma el hecho de que Senua es una mujer especial ya que puede ver ciertas cosas que los demás no son capaces de ello. Sin embargo cuenta con una “maldición” por la que se convierte en una paria y es expulsada de su aldea

Senua oye voces dentro de su cabeza y la marginaron por ello. Haciéndole creer que estaba poseída por una maldición y que su mal podía ser contagiado. Sola y maldita no encuentra más consuelo que los brazos de Dillion. Hasta que los Hombres del Norte arriban a las costas dónde ambos enamorados viven en paz. En el transcurso de una razzia vikinga, Dillion es ejecutado y Senua se hunde aún más en su infierno personal. Druth, un esclavo de los nórdicos, encuentra a la chica perdida entre unos matorrales y la acoge como si fuese su hermana. Es él quien le cuenta a Senua que puede recuperar el alma de Dillion si viaja hasta Helheim. Y será este personaje quién nos guíe a través del Inframundo nórdico en un viaje en el que haremos frente a varios de los Dioses del imaginario vikingo

1 2

About

Categories: Uncategorized