pdvsa beneficios laborales Abel Resende//
Verbo haber
pdvsa_beneficios_laborales_abel_resende_verbo_haber.jpg

Todos los verbos son borrosos, a él tienden y de él trascienden los aspectos límite contradictorios, a saber, sujeto y predicado, forma y contenido, lo afirmativo y lo negativo, lo hipotético y lo categórico, lo problemático lo asertórico, lo deductivo y lo inductivo, lo conceptual y lo juicioso, lo conceptual y lo definitorio, todo entorno a la cópula y al verbo rector, en que hay más de ocho millones de casos límite contradictorios, lo que valida y supone la existencia de igual cantidad de verbos, aun repetidos. Y si a él tienden y de él trascienden todos los aspectos límite antagónicos, entonces todos los verbos hacen las veces de tercios inclusos aristotélicos (1/2). Si con límite, se hace todo, con la borrosidad también, pues el punto crucial decisivo ya no es el cero, ahora es un medio (1/2), en donde se concentra la borrosidad, la grisura.

Abel Resende

Ahora, el verbo haber, es el verbo más arrecho de conjugar. Esto se corrobora por lo ocurrido en el programa Con el Mazo Dando, de Diosdado Cabello, el día miércoles del monaguillo Andrés de Rubén Blades, en que Eduardo Fernández en La cartelera de Diosdado, expresara: "¿Alguien se ha puesto a pensar cuántos muertos habrán si se desata una intervención militar? Sabremos cuando comienza, pero no cuando termina." Paso a creer que fue un fiero lamentable lapsus de El Tigre, en la conjugación del verbo haber, y se fue con HABRÁN, y no precisamente con su compañero Abraham de la tolda verde, y es válido suponer a buen seguro que El Tigre Eduardo, se acogerá al dictado del apotegma latino, según el cual: "Quandoque bonus dormitat Homerus. También alguna vez dormita el bueno de Homero. Horacio (Arte Poética, 359) da a entender con estas palabras que aun los escritores de genio suelen incurrir en faltas." Mírase y avístase páginas rosadas Larousse 1976 y 1981.

Abel Resende Borges

Mas, lo curioso es que Diosdado, no percibió el lapsus del Tigre, quien aspiró gobernar la ínsula Barataria venezolana, pero de Diosdado, no sé, aun cuando el comandante Chávez, lo mostro el 8 de diciembre de 2012, no obstante, fueron contadas las personas presentes en el programa del 17 de octubre de 2018, en Caracas, las que se dieron cuenta del error del pupilo de Rafael Caldera, que si conocía de La Gramática de Andrés Bello, y este primero que Bertrand Russell, y que el doctor Caldera, dijo: "El saber todo lo que se quiera decir, enseña saber decir lo que se quiera." quiasmo metafórico borroso, en que se apoyaría Russell para expresar: "Una contradicción lo implica todo, a partir de ella se puede demostrar lo que se quiera." La cadena es larga, porque aparece Hegel y la teoría de las contradicciones, y luego vamos a Sócrates, con su razonamiento ad absurdum, con que demolía a los sofistas, y descansamos en Heráclito, el padre de las contradicciones y de las sucesiones armónicas simultáneas contradictorias, por no señalar a Buda.

Con digresión/sin digresión, esto no le estuviera pasando al Tigre Eduardo Fernández, si hubiera tenido presente a Quijote (II, 3): "-Gobernador he visto por ahí -dijo Sancho- que, a mi parecer, no llegan a la suela de mi zapato, y, con todo eso, los llaman señoría, y se sirven con plata. -Ésos no son gobernadores de ínsulas -replicó el bachiller Sansón Carrasco-, sino de otros gobiernos más manuales; que los que gobiernan ínsulas, por lo menos han de saber gramática."

Más aún, si El Tigre Eduardo, hubiera tenido en la cabecera el texto de Selecciones del Reader’s Digest, La fuerza de las palabras. Cómo hablar y escribir para triunfar 1977. En donde en el Capítulo II, Las vértebras de la expresión, hay un epígrafe de Miguel de Cervantes Saavedra, que dice: "Los que gobiernan ínsulas, por lo menos han de saber gramática." Y en lo adelante de este capítulo, hay un recuadro con las trampas del verbo haber: "El verbo haber concuerda con el sujeto sólo cuando es auxiliar. Cuando no desempeña esta función se emplea exclusivamente como verbo impersonal (en tercera persona del singular)… Un ejemplo en que el verbo haber es auxiliar (o sea que acompaña al participio pasado de otro verbo): Sin duda ustedes habrán leído en el diario la noticia… Pero si el verbo haber no se utiliza en frase como la anterior, sólo debe usarse en la tercera persona del singular (hay, hubo, habrá, habría, había). Veamos un ejemplo: Lo incorrecto: Habrán muchos días para esperar. La forma correcta: Habrá muchos días para esperar."

El consuelo del Tigre Eduardo, ha de ser un ministro del presidente Carlos Andrés Pérez (CAP II), un caballero que pasó de buen administrador de cervezas a mal administrador del vaso de leche escolar, en que se le fue la lengua, en una oportunidad, y empleó el incorrecto habemos en lugar del correcto hay. A lo que el senador por Cojedes, Alfredo Tarre Murzi, Sanín, volviólo cera y pabilo y moliólo como cibera

Si el verbo haber es un verbo cojonudo de conjugar para muchos príncipes y no príncipes, en que usan hubieron por hubo, habían por había, habrán por habrá, hubieran por hubiera, habrían por habría, habemos por hay, en desarreglo al uso de la regla de concordancia con el sujeto y la regla del verbo impersonal, entonces sea dicho que para los que han de gobernar ínsulas, asina sea un Consejo Comunal, por lo menos han de saber gramática y conjugar bien el verbo haber para optar a tan alto cargo de vocero comunal. ¡Cuchate Aristóbulo!

About

Categories: Uncategorized