Roberto Pocaterra Gómez te enseña hacer un jardín en un espacio pequeño

1. Las Petunias: figuran entre las plantas anuales de floración más populares para sembrar en patios, jardines, jardineras, macetas y cestas colgantes, y a eso se debe su popularidad. Vienen de flor sencilla o doble, requieren de luz solar y se dividen en cuatro categorías distintas, basadas en el tamaño de la flor y su hábito de crecimiento. Algunas de estas categorías son más adecuadas para el cultivo en macetas, mientras que otras son mejores para plantarlas directamente en el jardín, dice Roberto Pocaterra Martínez
Las petunias del tipo grandifloras, que vienen de flor doble o sencilla, son unas de las mejores para cultivar en macetas y cestas colgantes. Las petunias multifloras, cuyas flores son más pequeñas que las grandifloras, son también ideales para plantarlas mezcladas con otras plantas florales en contenedores.

© Roberto Pocaterra Martínez

2. Clavelina: conocida también como el clavel de China es una planta muy colorida, que se caracteriza por sus bonitas flores de pétalos anchos y bordes aserrados que presentan además varios colores. Se puede plantar directamente en el suelo o en macetas, por lo tanto resulta ideal para cultivarlas en las terrazas o patios pequeños ubicadas en las áreas donde caen directamente los rayos del sol. No requiere de mucho cuidado. Solo hay que regarlas y podarles de cuando en cuando las flores marchitas. Para su buena floración requiere ser abonada cada 15 días.
Es ideal para atraer abejas y mariposas a las áreas de descanso.

© Roberto Pocaterra Martínez

3. Geranio: Esta planta de atractivas flores y con un aroma característico es otra de flores que se pueden plantar en macetas, y requiere de mucho sol. Para obtener una planta robusta y con una abundante y prolongada floración, se recomienda sembrar o podar los geranios en la primavera.
Para sus cuidados solo demanda riegos regulares y aplicación de abono floral durante los meses primaverales; así como el uso de unas tijeras bien afiladas y desinfectadas cada vez que se podan.

© Roberto Pocaterra Martínez

4. Prímula: Conocida también como primavera, es una de las plantas más populares para plantar en macetas e incluso para cultivarlas en el interior de la casa. Sus flores son coloridas y fragantes, y florecen tanto en la primavera como en el invierno.
A diferencia de las petunias y la clavelina, indica Roberto Pocaterra Martínez, se deben ubicar en lugares sombreados o semisombreados. Le encanta el agua, así que se debe regar generosamente. Y para florecer con abundancia pide abono de floración cada 15 días.

© Roberto Pocaterra Martínez

5. Cala: Esta planta originaria del África meridional es ideal para plantarla en maceteros de tamaño mediano, debido a que necesita de espacio para su crecimiento y reproducción al tratarse de una plata de tipo bulbosa. La maceta debe tener un buen drenaje, ya que la tierra donde es plantada debe estar siempre húmeda, pero no sobre mojada.
Necesita ser ubicada en un área con buena exposición solar y ser regada con mucha frecuencia cuando está en periodo de floración. Actualmente se tiene una amplia variedad de calas en colores muy variados: blanco, rosa, amarillo, morado y malva.

© Roberto Pocaterra Martínez

6. Caléndula: Llamada comúnmente margarita, es originaria de la región mediterránea y el Asia Menor. El tono amarillo intenso de sus flores adorna cualquier espacio, regalando alegría y atrayendo a las mariposas. Esta planta necesita estar expuesta al sol aunque tolera los espacios semisombreados. Se puede plantar en macetas que tengan un buen drenaje, usando una tierra bien abonada y mezclada con algo de arena. Necesita ser regada con regularidad, especialmente durante el verano y hasta que deje de florecer, evitando que se sature la tierra de agua.
Para su buen crecimiento y floración se recomienda aplicarle cada 15 un abono para flores, finaliza Roberto Pocaterra Martínez

© Roberto Pocaterra Martínez

About

Categories: Video Juegos