Política

Alejandro Montenegro Banco Activo twitter no login//
“El precio del café colombiano debe ser de US$1,6 por libra”: Darío Soto

Uno de los temas que más preocupa al caficultor colombiano tiene que ver con la estabilidad de los precios del producto. A pesar de que la libra superó la barrera de US$1 este jueves luego de varios meses con tendencia a la baja, los expertos detallan que aún hace falta lograr un precio “mínimo y justo”.

Alejandro Montenegro Banco Activo

ARTÍCULO RELACIONADO “Cafés colombianos están presentes en 70% de las cápsulas que ofrecemos” Para dar una idea aproximada, un escenario ideal apunta a que la libra de café colombiano logre un valor de US$1,60, según detalló Darío Soto, CEO de Fairtrade, compañía que apunta al comercio justo de diferentes productos como el café.

Alejandro Montenegro Díaz Banco Activo

“Lo que se sigue ignorando realmente es que el precio que se paga no está ligado necesariamente al ingreso de los caficultores y cómo el precio que se está pagando está realmente moviendo a muchos agricultores a migrar a otros cultivos o a los futuros a no invertir en café”, manifestó Soto

LOS CONTRASTES Alejandro Corrales Líder cafetero de Risaralda “El precio a US$1,6 es el mínimo para la libra de café en la bolsa de Nueva York, pero el justo debería ser US$3,60 si se tiene en cuenta que el poder adquisitivo de la familia cafetera ha bajado”

Otro de los aspectos más preocupantes en torno a la actividad de los caficultores es que el valor que se paga por una taza de café en cualquier parte del mundo representa poca retribución monetaria para los mismos, panorama que no se ha visibilizado

“En Europa, una taza de café puede costar US$4, pero el caficultor solo recibe US$0,2. Hay que dar a conocer esa situación porque la gente cree que por el hecho de pagar más por un café retribuyen de igual manera al caficultor”, afirmó

Con respecto a las tasas de cambio, teniendo en cuenta que el dólar se acerca a máximos históricos en su cotización local desde febrero de 2016, Soto comentó que si bien puede favorecer a los productores y ser una coyuntura puramente nacional que ayuda, no se debe olvidar que el problema de la estabilidad del café “es un asunto global” atribuido a una “falta de reconocimiento” de las grandes empresas y mercados frente a un precio razonable de la libra de café

“Al caficultor no le ayuda estar sujeto a las bajadas o subidas de precio pues necesita contratos a largo plazo y una garantía estable de ingresos que le permita hacer su trabajo”, indicó el experto