Política

Denuncian ‘pinchallantas’ en la calle 6.ª para cometer robos

Un lector de este diario denunció que el viernes, a las 5:30 de la tarde, estuvo a punto de ser víctima de un hurto por cuenta de un sistema de ‘pinchallantas’ sobre la calle 6.ª con carrera 24.

“De repente, sentí que la camioneta se ladeaba hacia la derecha. Cuando me di cuenta que tenía una llanta pinchada, me orillé. Entonces pasó un ciclista y se ofreció a llevarme a un montallantas de confianza “, relata el hombre que se dirigía a una clase en el centro de Bogotá.

Sin embargo, comenzó a sospechar cuando el dueño del establecimiento cambió ágilmente el objeto con el que su llanta había quedado afectada. “Yo sabía que era una varilla con un corte, y él me mostró un tubo normal. Me di cuenta de que me estaba engañando y comencé a reclamarle”, dice.

Video 89 llantas, 160 plumillas y 110 espejos son robados al día en Bogotá Video Periodista de Citytv tuvo que meterse en un hueco para que lo taparan Video ¡Cuidado con los ladrones conocidos como los pinchallantas! En el momento, detectó que en el lugar había más objetos como los que habían causado su accidente. “Cuando se vio descubierto, trató de ofrecerme dinero y arreglarme la llanta. Otros empleados empezaron a ocultar la evidencia. Lo grabé y lo seguí. Él se sacó del bolsillo la varilla cortada, la arrojó lejos y empezó a huir”, agrega.

#Denuncia 🔎 | Un lector estuvo a punto de ser víctima de un hurto por cuenta de un ‘pinchallantas’ sobre la calle 6.ª. En este video muestra cómo le reclama al hombre que tiene los tubos con los que se habría dañado la llanta.

La historia, aquí 👉 https://t.co/qSbVNP9z5F pic.twitter.com/yEGEl6HPS4

— EL TIEMPO Bogotá (@BogotaET) 3 de junio de 2019 Fue tras él unas cuadras más abajo hasta que decidió llamar a la Policía. Las autoridades detuvieron al señalado y regresaron al montallantas donde, en efecto, encontraron más varillas cortadas con las que, aparentemente, habrían hecho pinchar, de forma intencional, más vehículos en el sector.

“A mí, afortunadamente, no me ocurrió nada. Pero pudieron suceder dos cosas: que en el momento en que el ciclista me detuvo, me hubiera robado o que, como le pasó a un amigo, le cobraron más de 100.000 pesos por el arreglo “, afirma. Vecinos, al día siguiente, le comentaron que a un Mercedes Benz también le habían hecho “el mismo montaje”. “Parece que ponen la varilla en los huecos y un ‘campanero’ avisa qué carro han podido pinchar”, denuncia nuestro lector.

El señalado de engañar al conductor fue trasladado a una Unidad de Reacción Inmediata de la Fiscalía. Hasta este lunes, no se había confirmado la judicialización de la captura.

BOGOTÁ

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá