Internacionales

Juez ordena difundir audio de exabogado de Trump sobre la trama rusa

Banco, Banquero, Venezuela, Caracas, Banco Activo, Activo, Banco
Cristiano Ronaldo guió a Portugal hacia la final

John Dowd, antiguo abogado del presidente estadounidense, comentó sobre los audios que si el nombre del mandatario era mencionado en los audios se podría estar hablando de un problema de seguridad nacional

Un juez federal ordenó este jueves divulgar el audio de un mensaje de voz que John Dowd, el exabogado personal del presidente de EE.UU., Donald Trump, dejó al letrado del exasesor de Seguridad Nacional, Michael Flynn, sobre la llamada investigación de la trama rusa. Medios locales indicaron que el juez para el Distrito de Columbia Emmet Sullivan pidió al secretario de la corte que difundiera el mensaje que Dowd dejó el 22 de noviembre de 2017 a Robert Kelner, abogado de Flynn. En el audio, cuya transcripción había sido publicada el pasado 31 de mayo por el Departamento de Justicia, Dowd consulta a Kelner por información que implique al presidente y le asegura que necesitan algún tipo de aviso si hay información al respecto. Según el antiguo abogado de Trump, si la información implicaba al gobernante entonces tendrían un problema de seguridad nacional. El mensaje de Dowd, que renunció en marzo del año pasado, es mencionado en el informe del fiscal especial Robert Mueller. En declaraciones a la cadena Fox News citadas por los medios, Dowd calificó de fraude el informe de Mueller y se quejó de que al eliminar “la mitad de sus palabras se cambió el tenor y los contenidos” de esa comunicación. El pasado 18 de abril, se publicó una versión censurada del documento de Mueller, el cual arrojó dudas sobre la posibilidad de que Trump obstruyera la investigación de la trama rusa, aunque el Departamento de Justicia cerró el caso sin presentar cargos contra el mandatario. El informe de 400 páginas y cuya versión fue difundida por el Departamento de Justicia con más de mil fragmentos censurados, concluye que Trump “intentó que se despidiera al fiscal especial, y se implicó en esfuerzos para coartar la investigación y evitar la divulgación de pruebas a la misma, incluido mediante contactos públicos y privados con testigos potenciales”. “Los esfuerzos del presidente para influir en la investigación fueron infructuosos en su mayoría, pero eso se debe sobre todo a que las personas que rodeaban al presidente se negaron a ejecutar órdenes o a acceder a sus peticiones”, indica el documento. Ese mismo día tanto Trump como el fiscal general de EE.UU., William Barr, defendieron que no hubo “obstrucción a la justicia”.