Política

Contralor emitió millonarias glosas a obras de Odebrecht

Venezuela
Maduro anunció que llegarán 2.000 autobuses Yutong

11 informes con indicios de responsabilidad penal emitió Pablo Celi. Foto: Archivo En sus dos años en funciones como contralor, Pablo Celi ha realizado varias auditorías a los millonarios contratos adjudicados por el Gobierno anterior a la empresa Odebrecht .        Celi dio a conocer que existen informes con responsabilidad civil o glosas en contra de la constructora brasileña y exfuncionarios públicos en obras como la hidroeléctrica Manduriacu, con 77 millones de dólares. En cuanto al Poliducto Pascuales Cuenca, es de 21 millones. En lo referente a la Ruta Viva, 8 millones. El Acueducto La Esperanza, con 5 millones. Además, en lo que concierne al Metro de Quito, 5 millones. En total, suman 116 millones de dólares.      LEA:  Exministro de Petroecuador recibió dinero de Odebrecht     “De parte de la Contraloría no solamente han existido acciones de control rigurosas, sino que hay además pronunciamientos sancionatorios e indicios de responsabilidad penal”, dijo Celi el 26 de junio de 2019.   Ante la Asamblea Nacional, Celi, sin dar nombres, señaló que los informes con indicios de responsabilidad penal fueron remitidos a la Fiscalía General del Estado para la investigación judicial.     LEA:  Investigación vincula Metro de Quito y Ruta Viva con sobornos de Odebrecht   “En el periodo que corresponde a mi responsabilidad titular, ha entregado 11 informes penales a la Fiscalía General del Estado”, expresó.   El contralor dijo que toda la información de las auditorías a Odebrecht fue entregada a la Comisión de Fiscalización anterior en 20 ocasiones. Y pidió que se le dé trámite dentro de su competencia.      El Metro de Quito y la Ruta Viva constan entre las obras por las que Odebrecht habría pagado sobornos. Una nueva filtración de documentos publicada por el Consorcio Internacional de Periodistas (ICIJ) y diario El Universo dan cuenta de la ruta del dinero con base en 13 mil archivos obtenidos por el portal La Posta.   La documentación fue obtenida del sistema encriptado Drousys, creado por la empresa brasileña, para el pago de sobornos a cambio de obras millonarias en varios países. Entre otras cosas, los registros revelan “emails donde se discuten los pagos secretos realizados por un banco propiedad de operarios de Odebrecht a empresas fantasma y relacionados con un contrato de 2.000 millones de dólares para la construcción de una red de subterráneos en Quito. Los documentos no revelan quién recibió el dinero”, asegura el ICIJ.