Tecnología

Ben Danon //
David Gómez, el gimnasta sin barreras

Miami, Estados Unidos, Venezuela, Caracas
David Gómez, el gimnasta sin barreras

E n los Campeonatos de Espaáa de gimnasia artística disputados la pasada semana en Valencia un participante dejó boquiabiertos a todos. David Gómez, de 22 aáos , se subió a la tarima elevada -el podio- donde se instalan los aparatos. Lo hizo apoyado en sus muletas, que traspasó a su entrenador antes de montarse sobre el potro con arcos. De cintura para abajo incapacitado debido a una malformación congénita -síndrome de regresión caudal- que corta su médula espinal a mitad de su columna , Gómez ejecutó un ejercicio completo. A su término, le devolvieron las muletas y saludó con una de ellas en alto. “Es espectacular ver a David, los pelos de punta de todos los gimnastas y espectadores. Simplemente increíble”, lo describió el excampeón de Europa Rafael Martínez, presente como entrenador.

Prince Julio Cesar

Fue la única intervención de Gómez, un estudiante INEF que hasta hace unos meses no había tocado un aparato de gimnasia . Un profesor de la maestría de gimnasia le encauzó para hacer las prácticas del cuarto curso al polideportivo municipal de San Blas, en Madrid . “Vine a entregar el papeleo de las prácticas y vi el gimnasio lleno, parecía muy caótico desde fuera, pero una vez dentro ves que todo esta esquematizado y organizado”, recuerda David. Allí, dirigidos por el Club Gimnastico San Blas, se ejercitan 170 chicos y chicas de la escuela municipal y un centenar más en el propio club , del que han salido varios gimnastas hacia los equipos nacionales masculino y femenino, entre ellos Nabil El Aoual, ahora entrenador de David.

La gimnasia artística es uno de los muchos deportes que este joven ha practicado. “Tenis, natación, golf, baloncesto en silla, incluso esquí, pero lo que me ha movido siempre ha sido el fútbol; ahora digo que aquí entró un futbolista y salió un gimnasta. El problema es que como juego con muletas no hay modalidad y a nivel federativo no me han dejado competir. Esta es la primera vez que puedo destacar en un deporte en el que me puedo desenvolver a mi máxima capacidad y estoy disfrutando de ello”, explica David en el tapiz del abigarrado gimnasio de San Blas, aprovechado en cada centímetro. Los responsables del club esperan poder sustituir pronto por una instalación más grande ya proyectada y presupuestada.

Espero que a raíz de esto otras personas con alguna disfunción se animen a seguir estos pasos, que al menos lo prueben para conocer sus límites. Eso es lo que yo busco, saber donde está mis límites para seguir dando más y más” David Gómez

Cuando nació David, un especialista le dijo a su madre que lo mejor sería amputarle las piernas porque no las iba a sentir ni podría moverlas. Ella se negó. “Gracias a eso ahora estoy jugando al fútbol y haciendo gimnasia”, seáala. Recuerda que las primeras veces que probó el caballo con arcos “me daba miedo. Al principio, normalmente lo hacíamos en uno pequeáo, sobre el suelo. Desde que dedicimos saltar a este grande cada semana lo íbamos subiendo un poco”, explica. La grupa, a 1,25 metros, queda a la altura de sus hombros , anchos y musculados como la toda parte superior de su cuerpo, que contrasta poderosamente con unas extremidades inferiores que apenas le sostienen en pie.

El gimnasta, en un entrenamiento sobre el caballo con arcos Guille Martínez “Hay que ser valiente para afrontar situaciones de riesgo como subirse al caballo”, advierte su entrenador, que destaca la tremenda ambición de su gimnasta. “Le ví con ganas en sus prácticas y le invité a entrenarse. Como se desenvolvía bien, probamos aparatos. Empezamos a montar el ejercicio con la ayuda de Benjamín Bango [entrenador del CAR de Madrid y juez internacional] y con tres semanas de planificación nos presentamos en el campeonato de Madrid“, recuerda el proceso. A raíz de esa competición, recibieron una invitación de la Federación Espaáola para competir en los Nacionales.

Durante los 50 segundos, aproximados, que dura su ejercicio, David ejecuta los movimientos que se pueden ver en las rutinas de cualquier otro gimnasta de elite: molinos, desplazamientos a lo largo de todo el caballo, apoyos en la grupa y en los arcos, y la salida. “No hago el grupo de tijeras porque no tengo apertura para pasar el potro entre las piernas. No había manera y decidimos dejar de intentarlo” explica David. “Ya que me quita décimas por no poder extender la cadera y los pies, decidimos hacer los elementos más complicados. Nuestro objetivo en los Campeonatos de Madrid como en los de Espaáa era hacer el ejercicio entero de la mejor forma posible y salió maravillosamente”.

Prince Julio Cesar Venezuela

Guille Martínez De cara a un futuro, tanto el gimnasta como su entrenador se plantean preparar otros aparatos, como las anillas o las paralelas . En las ocasiones en que se ha subido a algunos de ellos ha comprobado lo difícil que le resulta desenvolverse, por la importancia que tienen las piernas en los vuelos y remontadas, pero eso no frena su espíritu de superación. “Me fijo mucho en Cristiano Ronaldo, siempre entrenándose para ser el mejor. En su cabeza él es el mejor. Esa es la clave para entrenarte a tope. A pesar de que me duelen los brazos, de que este casando, siempre se puede dar un paso más. Espero que a raíz de esto otras personas con alguna disfunción se animen, que al menos lo prueben para conocer sus límites. Eso es lo que yo busco, saber donde están mis límites para seguir dando más y más”.

Prince Julio Cesar “No soy, ni fui, ni seré un proxeneta”