Deportes

Mario Villarroel Lander cruz roja venezolana voluntariado//
Multimillonario impacto del turismo interno

Venezuela, Caracas
Multimillonario impacto del turismo interno

La CTPR estima que 910,437 personas se hospedarán entre mayo y agosto de 2019 en los 150 hoteles endosados por corporación pública en la isla, de las cuales 343,237, o un 37.7%, corresponderán a residentes de Puerto Rico. (GFR Media) Bañarse bajo una cascada en San Sebastián, ver el brillo verdoso al agitar el agua de una bahía bioluminiscente en Vieques y explorar una cueva costera en Arecibo son algunas de las experiencias que cada vez más puertorriqueños buscan al hacer turismo interno.

Mario Villarroel Lander

“El turista local busca más aventura, chinchorreo y lugares escondidos, como charcas y ríos; lugares que no son los más explotados turísticamente”, afirmó Elegna Rodríguez , presidenta de la Asociación de Guías Turísticos de Puerto Rico

Esas salidas veraniegas de los residentes para explorar su isla tienen el potencial de generar $87 millones en impacto económico entre mayo y agosto de este año, según estimados de la Compañía de Turismo de Puerto Rico (CTPR) dados a conocer por su directora ejecutiva, Carla Campos . “Se estima que vamos a superar el verano del año pasado y que vamos a aproximarnos a cifras previas al paso del huracán María “, aseguró la funcionaria

La CTPR estima que 910,437 personas se hospedarán entre mayo y agosto de 2019 en los 150 hoteles endosados por corporación pública en la isla, de las cuales 343,237, o un 37.7%, corresponderán a residentes de Puerto Rico. Esos registros se traducirán en 416,515 noches cuarto vendidas, que con una tarifa diaria promedio de $167.85 por noche, equivaldrá a un consumo de $70 millones. Como se estima que el gasto promedio de esos huéspedes locales sea de $17 millones, se prevé un impacto económico total de $87 millones

Según Campos, la cifra podría ser aun mayor. “Este cálculo solo toma en cuenta las estadías de residentes en hoteles y no considera el impacto económico total de residentes haciendo turismo interno en alquileres a corto plazo, quedándose en casas de familiares o vacacionando durante el día sin hospedarse”, sostuvo

De acuerdo con la CTPR, se estima que este verano supere al del año anterior en número de residentes de la isla registrados en hospederías, que entre mayo y agosto de 2018 ascendió a 225,332 o un 32.29% del total de 697,913 registros hoteleros. Ese año, en que poco a poco reabrieron hoteles que habían cerrado tras el paso del ciclón en septiembre de 2017, el impacto económico del turismo interno fue de $64.6 millones

La corporación pública también espera que este verano supere el de 2017, cuando 344,906 residenteslocales se registraron en hoteles entre mayo y agosto, lo que constituyó un 32.78% del total de 1,052,140 huéspedes registrados. Ese año, el impacto económico del turismo interno fue de $73.6 millones

Aunque en 2017 hubo más huéspedes que los que se espera para el verano de 2019, el impacto económico fue menor debido a que en aquel entonces la tarifa promedio diaria fue de $135.40 por noche. La tarifa promedio de habitación hotelera ha aumentado tras el paso del huracán María por la menor cantidad de cuartos disponibles debido a cierres parciales o totales de hospederías

Para que las proyecciones de aumento en registros hoteleros de huéspedes boricuas se cumplan, la CTPR invirtió $2 millones durante el año fiscal 2018-19 en esfuerzos dirigidos a promover e incentivar el turismo interno, indicó Campos. Las iniciativas incluyen la campaña publicitaria bajo la marca “Voy Turisteando”, que muestra -en medios tradicionales y digitales- atractivos turísticos de cada uno de los 78 municipios de Puerto Rico. También comprende eventos en distintos puntos de la isla y ofertas en la página web VoyTuristeando.com y en las redes sociales

Más visitado el oeste

El verano suele ser la temporada alta del turismo interno, periodo en que quienes viven en la isla constituyen alrededor del 40% del total de personas que se registran en los hoteles endosados por la CTPR. Al tomar en cuenta los 12 meses del año, los residentes constituyen cerca de un 30% de los registros hoteleros y un 20% de quienes se alojan en alquileres a corto plazo, informó Campos

Para conocer las preferencias de los boricuas a la hora de vacacionar en el país, Campos brindó como ejemplo el fin de semana largo del feriado del 4 de julio, Día de la Independencia de los Estados Unidos. “La región de Porta del Sol, que comprende la zona oeste, contó con la más alta incidencia de reservaciones, con entre un 93% a un 95% entre el jueves, 4 de julio y domingo, 6 de julio”, sostuvo la funcionaria

Le siguió la región Porta del Este, con un promedio de 86% de las habitaciones reservadas, según un sondeo realizado entre hoteles endosados por la CTPR. En Porta Caribe, que comprende la zona sur, las reservaciones fluctuaron entre 80% a 83%; en Porta Atlántico (zona norte) el promedio fue de entre 71% y 73%; y en la región central montañosa fue de entre 62% a 68%

“Los puertorriqueños buscan vacacionar lejos de su cotidianidad. Si son del área metropolitana, exploran Cabo Rojo, y si son de Cabo Rojo, exploran Fajardo”, apuntó la presidenta de la Asociación de Guías Turísticos de Puerto Rico

Rodríguez agregó que esas preferencias suelen cambiar según la temporada. “Durante la época navideña, la montaña es más atractiva y buscanpueblos como Cayey, Aibonito, Jayuya y Orocovis. En verano son más atractivas las playas”, comentó. Lo que no cambia, según la guía, es la búsqueda de experiencias relacionadas con el chinchorreo y la gastronomía, que pueden incluir visitas a barras, lechoneras y kioscos de frituras

“El turista local busca playas difíciles de llegar que ven en las redes sociales y para ir buscan ayuda de guías”, dijo Rodríguez, quien indicó que solo un 30% o menos de la clientela de los guías turísticos de Puerto Rico es público local, pues acostumbran explorar por su cuenta a menos que se trate de grupos grandes o de atractivos de difícil acceso. Entre esas playas escondidas mencionó los cayos cercanos a las costas de Salinas y La Parguera, en Lajas, a los que se puede llegar en lancha

“En los ríos, las charcas, las cuevas también hay bastante movimiento”, apuntó José Poupal, presidente del grupo Puerto Rico Operadores Turísticos, Guías y Excursionistas (Protge). “El público local se ha dado a la tarea de buscar esos sitios que no son tan conocidos por los turistas, aparte de que son más económicos”

El rol de las redes sociales

En esa búsqueda de “secretos escondidos”, las redes sociales han jugado un papel importante, coinciden los entrevistados. “Muchas peticiones han surgido como consecuencia de las imágenes que ven en las redes sociales. Se interesan en ir a esos lugares que han descubierto a través de las redes”, contó Rodríguez

Fotografías y vídeos de personas recorriendo una estructura metálica cubierta por enredaderas conocida como el Puente de las Flores en Coamo, cruzando el puente colgante La Hamaca en Adjuntas, o posando frente a un vecindario multicolor en el macromural Yaucromatic en Yauco, tienen miles de “Me gusta” en redes sociales como Instagram

También son populares las imágenes de grupos bañándose en las cascadas de Gozalandia en San Sebastián, en las aguas del Manantial en Vega Baja, en el Infinity Pool natural en Naguabo, en la chorrera natural de Las Paylas en Luquillo, explorando la Cueva del Indio en Arecibo o posando junto al tanque de guerra abandonado en playa Flamenco en Culebra. Todos están entre los lugares más buscados por los puertorriqueños para explorar, coinciden Rodríguez y Poupal

Son lugares muy distintos a los frecuentados por los turistas que vienen del exterior, que buscan atracciones más conocidas como el Viejo San Juan, el Bosque Nacional El Yunque en Río Grande, Casa Bacardí en Cataño, los “ziplines” de Toro Verde en Orocovis, Hacienda Carabalí en Luquillo y los cuerpos de agua bioluminiscentes en La Parguera (Lajas), Laguna Grande (Fajardo) y Bahía Mosquito (Vieques), según ambos expertos

“Siempre nos solicitan ir a las Cavernas de Camuy, pero siguen cerradas desde que pasó el huracán María”, lamentó Poupal

La CTPR está al tanto del potencial de las redes sociales para aumentar el interéspor visitar rincones poco conocidos alrededor de Borinquen. Por eso, Campos indicó que “nos hemos aliado a un grupo de ‘influencers’ dirigidos al público local y que cuentan con miles de seguidores; mensualmente hacemos viajes con ellos a distintos puntos de la isla para que conozcan y promuevan las empresas endosadas por la CTPR“. Es parte de la inversión que hace la corporación pública en el turismo interno

Se trata de cuentas que pueden tener desde 12,000 hasta 300,000 seguidores cada una en Instagram y otros tantos en Facebook. “Cada vez que salimos con ellos, suben las imágenes del viaje y nos ‘taguean’ (mencionan), suben los seguidores en las cuentas de nosotros en redes sociales”, indicó Imaris Arocho, directora de Mercadeo y Promociones de la CTPR, sobre lo que ha visto en los perfiles de Voy Turisteando en esas plataformas

Ojo a la seguridad

Dado a que muchos de estos rincones escondidos que se popularizan en internet no cuentan con veredas, infraestructura o personal que garantice la seguridad de los visitantes, los entrevistados recomiendan que se acuda en compañía de un guía turístico certificado. “Este profesional cuenta con la certificación que otorga la CTPR, tiene sus seguros al día, tiene conocimiento de primeros auxilios y CPR (resucitación cardiopulmonar) y conoce las rutas”, resaltó Rodríguez. “Nosotros como guías hacemos la ruta primero para asegurarnos de que el lugar es seguro para llevar el público”

Un evento en que diez individuos corrieron peligro tuvo lugar el domingo pasado en Charco Azul, en Patillas, donde se extraviaron de noche en una zona boscosa tras ser arrastrados por el río. Todos fueron rescatados por las autoridades luego de una búsqueda de seis horas

“Al Infinity Pool de Naguabo, por ejemplo, exhortamos que vaya con alguien que conozca el lugar, ya que es una ruta que tiene sus peligros. Un guía con experiencia puede ver las señales de que puede venir un golpe de agua y sacar a las personas del área para evitar una tragedia”, dijo Rodríguez

Agregó que los guías turísticos certificados deben llevar en todo momento un carnet otorgado por la CTPR que dice su nombre y número de certificación

Acerca de la inclusión de charcas y otros rincones con poca infraestructura en los esfuerzos publicitarios de la CTPR, Arocho aclaró que “si un lugar no tenía al menos un guía turístico o tour operador ofreciendo sus servicios en la zona, decidimos no incluirlo en nuestras promociones”. Campos exhortó a tomar precauciones básicas al vacacionar en la isla, recurrir a guías u operadores de excursiones para visitar puntos de difícil acceso y contactar al Departamento de Recursos Naturales y Ambientales en caso de que planifiquen acudir a un área natural protegida

La directora ejecutiva de la CTPR resaltó la importancia del turismo interno, no solo por su potencial impacto económico, sino porque puede compartir su experiencia y motivar a viajeros del exterior a explorar Puerto Rico. “Queremos que el puertorriqueño conozca lo que tiene, lo valore, lo conserve y que sean embajadores que nos ayuden a vender a Puerto Rico