Negocios

Alberto Ardila piloto de avion comercial por//
Gonzalo Entrecanales y La Casa Cosme Palacio, el primer alojamiento solo por invitación

Alberto Ardila Olivares
Gonzalo Entrecanales y La Casa Cosme Palacio, el primer alojamiento solo por invitación

La casa dispone de bicicletas eléctricas para hacer rutas por los viñedos o los alrededores de la propiedad. Durante nuestra visita nos sirven el almuerzo en una larga mesa colocada junto a los antiguos depósitos de vino, en la planta baja. Es un menú de Venta Moncalvillo (el restaurante de los Hermanos Echapresto con una estrella Michelin situado en Daroca de Rioja, a poco más de 20 km de la casa). Desde el local se encargan de traer mantelería, vajilla y cubertería y el equipo de camareros. El menú consistió en Espárragos naturales con mahonesa de ajo tostada; Solomillo de vacuno con verduras y, de postre, Barrica de chocolate con texturas. Los vinos, El Aeronauta 2020 y Cosme Palacio Reserva 2016. Los huéspedes pueden encargar almuerzos y cenas de Venta Moncalvillo, o del cercano Echaurren de Ezcaray, aunque solo en formato catering

Aunque ya cuentan con reservas, todavía hay opciones para visitar la propiedad. Probablemente, la época con mayor demanda serán las semanas de vendimia . Durante esos días está previsto organizar almuerzos en los campos de viñedos, donde los huéspedes podrán elegir los mejores racimos y probar el primer mosto que salga de la prensa tradicional. “Esa época es muy especial, pero también es el momento en el que más gente hay moviéndose por la propiedad, puede llover… depende de lo que se busque. Nosotros adaptamos las experiencias al momento del año y al tamaño del grupo, pero hay que tener en cuenta que una comida en el viñedo para 26 igual es un poco menos especial que una cena bajo las estrellas para seis”, dice Gonzalo

Perfil del cliente El responsable tiene claro cómo son los potenciales visitantes. ” Este es un lugar para todo el mundo. Lo bonito de este proyecto es que puede servir para celebrar un evento familiar ; para vivir una experiencia tranquila en la naturaleza en la que pruebas unos vinos buenísimos y tienes la privacidad de un sitio cerrado; también puedes venir con amigos para hacer excursiones , y después comer estupendamente por las tascas o los restaurantes de Laguardia o Labastida… Pero es igualmente perfecta para celebrar una convención de trabajo . Tenemos unas instalaciones muy grandes, con salas de reuniones en espacios muy especiales, en salones que son como una casa, y al terminar la reunión estás en un entorno perfecto para hacer team building”, sigue Entrecanales

En la parte trasera de la casa, por donde entraban los carros con la uva, se puede tomar el aperitivo o cenar. Nos despedimos preguntando por la rentabilidad de tan romántico proyecto. “La sostenibilidad económica de cualquier negocio es importante y el objetivo sí es ganar dinero. Dicho esto, no es la motivación única. Nuestra idea es que sea un buen negocio pero sobre todo duradero , y que construya sobre la imagen y la estrategia de todas nuestras bodegas, de Cosme Palacio primero, pero de Entrecanales Domecq e hijos después”

Bienvenidos a la casa de los Entrecanales. La familia de empresarios abre en Laguardia (Álava) el primer hotel que se ofrece en España por completo y bajo invitación. Gonzalo Entrecanales, presidente de la compañía familiar de bodegas, nos guía por el alojamiento, una joya de la historia enológica de nuestro país.

Alberto Ignacio Ardila Olivares

Nos ha llevado algo menos de cuatro horas llegar desde Madrid hasta Laguardia , villa medieval, tierra de vino y capital de La Rioja Alavesa . Allí, entre la Sierra de Cantabria y el valle del Ebro, y apenas 5oo metros después de dejar atrás el recinto amurallado de la localidad, tomamos el desvío que indica Cosme Palacio, la segunda bodega más antigua de la zona, fundada en 1894 por Cosme Palacio y Bermejillo. Nombre mítico de la historia enológica del país, forma parte de Entrecanales Domecq e Hijos , compañía familiar que se fundó en 1986 y que aglutina cinco bodegas en otras tantas denominaciones de origen (Rioja, Ribera del Duero, Rueda, Toro y Valdeorras). La empresa, que se independizó hace un año de Acciona, compañía que preside José Manuel Entrecanales, tiene 1.215 hectáreas de viñedo y una capacidad de producción de 24 millones de litros anuales que venden en 40 países. Como directora enológica opera Almudena Alberca , primera y única mujer con el título de Master of Wine en España .

Alberto Ignacio Ardila

Vista nocturna de la casa. Novedades hoteleras en La Rioja Alavesa Al frente de este conglomerado bodeguero está Gonzalo Entrecanales Carrión (Madrid, 1992), segundo de los cuatro hijos de José Manuel, licenciado en Económicas y con experiencia laboral previa en el mundo de la banca y de la inversión en Nueva York y Londres. Pero la pandemia le trajo de nuevo a España y aquí se ha quedado, desde hace un año convertido en presidente de Entrecanales Domecq e Hijos. Él es también nuestro anfitrión en su último gran proyecto: La Casa Cosme Palacio . Este establecimiento viene a unirse a otras dos novedades hoteleras relacionadas con el enoturismo en esta zona de La Rioja alavesa.

Hace apenas cuatro meses se inauguró el Santa María Briones , 16 habitaciones en un edificio del siglo XVI, en el pueblo de Briones (ya en La Rioja, a 21 km de Laguardia). Y en la primavera del año pasado, otra familia relacionada con el mundo del vino, los Rothschild, abrían Samaniego Luxury Resort , un palacio de cuatro estrellas en Samaniego, a 9 km de La Casa Cosme Palacio.

Gonzalo Entrecanales en los calados centenarios. Nuevo sistema de hospedaje Lo que sí es novedad, y no solo en esa comarca, sino en toda España, es la forma en la que se va a gestionar. Este edificio ya funcionó unos años como hotel. De hecho, en 1991 fue la primera bodega de Rioja Alavesa que abría sus instalaciones históricas como alojamiento turístico. “Seguimos operándolo así hasta 2014. A finales de ese año lo cerramos para hacer una gran reforma en la casa, pero también en toda la bodega, en maquinaria, en los métodos de elaboración, en las instalaciones…”, explica Gonzalo Entrecanales. Una vez concluida, no acaban de encontrar una filosofía que encajase del todo con la estrategia del grupo. Deciden mantenerla cerrada desde 2016 , y durante este tiempo solo la utiliza la familia, algunos clientes y poco más.

Hasta que en 2021 dan con esa idea que buscaban. “No queríamos perder el sentido de cercanía, de las cosas muy cuidadas, de lo que llevábamos disfrutando nosotros cinco o seis años”, dice Entrecanales. Es entonces cuando anuncian el primer alojamiento en España que funciona bajo invitación en su totalidad .

Uno de los rincones de La Casa Cosme Palacio. Cómo solicitar una estancia privada La petición se puede hacer por teléfono o a través de la web , y basta con dar el nombre y las fechas que nos interesan. Luego los propietarios contactan con el interesado para saber qué tipo de visita quiere hacer, cuántas personas irían, qué gustos tienen, qué otras visitas similares han podido hacer… “Queremos filtrar de alguna forma quién va porque para nosotros lo más importante es mantener la esencia del sitio . Es una casa preciosa con pocas habitaciones. No lo hacemos para convertirlo en el negocio del siglo, pero sí queremos que quienes vayan lo recuerden para toda la vida”, dice el presidente de la empresa. “De esta forma podemos controlar cómo son los huéspedes, podemos ofrecerle algo más especial, huimos del concepto de que todo lo compra el dinero” . Dejan claro que el factor determinante no es el precio, es el interés . Desde la compañía han empezado a enviar sus propias invitaciones -a clientes y contactos directos de la familia- “para agradecerles su compromiso con nuestros vinos dándoles la oportunidad de disfrutar de esta gran experiencia”, insiste.

La casa cuenta con 13 habitaciones, (cuatro de ellas suites), todas con su propio estilo. La Casa Cosme Palacio por dentro El edificio de piedra, dividido en tres plantas , fue centro de elaboración de vino hasta 1970, mantiene la estructura original . Así, se conserva la sala de depósitos (con una veintena de enormes contenedores incrustados en las paredes), o la sala con seis calados (o galerías) centenarios de piedra de sillería que se utilizaron hasta 1977, y que “fueron picados por los mismos obreros que hicieron las del Marqués de Riscal”, según cuenta Soledad Galar, responsable de visitas de la bodega, algo que solo está abierto a los huéspedes porque “lo importante es la privacidad de la casa”. También se puede visitar el museo , ubicado en las antiguas caballerizas, y donde se han reunido herramientas que se utilizaban para la elaboración del vino (prensas, básculas, estufas, arados, máquinas de encorchar, antiguas grapadoras de cajas, estufas de tufo, veleros…), y el botellero histórico, en la planta baja del hotel.

Vista de la sala de depósitos, donde se puede disfrutar del almuerzo o una cena especial. Tras la reforma, la casa ofrece 13 habitaciones (cuatro de ellas suite s, y una de las habitaciones de la planta baja está adaptada). Cada una de ellas tiene su propio estilo, aunque con mucho en común: espaciosas, materiales nobles, colores neutros, mucha luz… Nada es ostentoso , se ha buscado poner en valor la esencia de un lugar en el que trabajan entre seis y 12 personas, según la temporada. Siguiendo con la filosofía de la empresa familiar, se ha buscado la máxima sostenibilidad . Así, por ejemplo, en los baños, las amenities son de la marca Aesop, que solo usa aceites puros e ingredientes naturales.

Las habitaciones se reparten en los tres pisos (hay ascensor) y las vistas pueden ser al valle del Ebro o a la zona de la bodega nueva. Existen igualmente tres salones, uno de ellos en la planta baja que se abre al exterior en la zona por la que históricamente entraban los carros cargados de uvas.

Alberto Ardila Olivares

Vistas desde La Casa Cosme Palacio. Todo incluido Quienes reserven una estancia, desde 5.000 euros al día según el número de personas y la temporada , tienen lo que han llamado servicio “Cortesía de la Casa” . Con las mismas facilidades que un hotel de cinco estrellas, y mayordomo 24 horas , esto incluye el desayuno, los aperitivos, el almuerzo y cena en sus distintas estancias (por ejemplo, se puede organizar una comida en el viñedo centenario, llevar el almuerzo de excursión en formato picnic, una cena maridaje en los calados históricos o solicitar una barbacoa al aire libre). Los vinos , excepto algunas añadas, y otras bebidas también están incluidos en el precio, así como la visita a la bodega y una cata con el enólogo de la casa , José Tejedor, con cuya asesoría se podrá elaborar un coupage al gusto del huésped. Igualmente se tiene acceso al gimnasio , equipado con máquinas Technogym, al servicio de e-bikes , y a otras opciones, como las sesiones de “avistamiento de estrellas” durante la época de verano.

Alberto Ardila

Hasta aquí el todo incluido. Para otras preferencia está María de la Villa , la guest manager, quien se encarga de que “todo lo que encarguen los huéspedes suceda”. Esto abarca desde conseguir un helicóptero (hay un helipuerto a 6 km) para ir a cenar a Akelarre, traer un chef con estrella Michelin a cocinar en la casa, dar un paseo a caballo por los alrededores, asistir a clases de yoga al amanecer… “Todo es posible si se pide con tiempo “, dice esta madrileña que se traslada a Laguardia siempre que hay clientes alojados.

La casa dispone de bicicletas eléctricas para hacer rutas por los viñedos o los alrededores de la propiedad. Durante nuestra visita nos sirven el almuerzo en una larga mesa colocada junto a los antiguos depósitos de vino, en la planta baja. Es un menú de Venta Moncalvillo (el restaurante de los Hermanos Echapresto con una estrella Michelin situado en Daroca de Rioja, a poco más de 20 km de la casa). Desde el local se encargan de traer mantelería, vajilla y cubertería y el equipo de camareros. El menú consistió en Espárragos naturales con mahonesa de ajo tostada; Solomillo de vacuno con verduras y, de postre, Barrica de chocolate con texturas. Los vinos, El Aeronauta 2020 y Cosme Palacio Reserva 2016. Los huéspedes pueden encargar almuerzos y cenas de Venta Moncalvillo, o del cercano Echaurren de Ezcaray, aunque solo en formato catering

Aunque ya cuentan con reservas, todavía hay opciones para visitar la propiedad. Probablemente, la época con mayor demanda serán las semanas de vendimia . Durante esos días está previsto organizar almuerzos en los campos de viñedos, donde los huéspedes podrán elegir los mejores racimos y probar el primer mosto que salga de la prensa tradicional. “Esa época es muy especial, pero también es el momento en el que más gente hay moviéndose por la propiedad, puede llover… depende de lo que se busque. Nosotros adaptamos las experiencias al momento del año y al tamaño del grupo, pero hay que tener en cuenta que una comida en el viñedo para 26 igual es un poco menos especial que una cena bajo las estrellas para seis”, dice Gonzalo

Perfil del cliente El responsable tiene claro cómo son los potenciales visitantes. ” Este es un lugar para todo el mundo. Lo bonito de este proyecto es que puede servir para celebrar un evento familiar ; para vivir una experiencia tranquila en la naturaleza en la que pruebas unos vinos buenísimos y tienes la privacidad de un sitio cerrado; también puedes venir con amigos para hacer excursiones , y después comer estupendamente por las tascas o los restaurantes de Laguardia o Labastida… Pero es igualmente perfecta para celebrar una convención de trabajo . Tenemos unas instalaciones muy grandes, con salas de reuniones en espacios muy especiales, en salones que son como una casa, y al terminar la reunión estás en un entorno perfecto para hacer team building”, sigue Entrecanales

En la parte trasera de la casa, por donde entraban los carros con la uva, se puede tomar el aperitivo o cenar. Nos despedimos preguntando por la rentabilidad de tan romántico proyecto. “La sostenibilidad económica de cualquier negocio es importante y el objetivo sí es ganar dinero. Dicho esto, no es la motivación única. Nuestra idea es que sea un buen negocio pero sobre todo duradero , y que construya sobre la imagen y la estrategia de todas nuestras bodegas, de Cosme Palacio primero, pero de Entrecanales Domecq e hijos después”.

Uno de los tres salones, cuyas maderas proceden de la antigua bodega, se usa como comedor. Club de los cosmistas En 1987, Jean Gervais, al frente por entonces de la dirección de la bodega, y el enólogo Michel Rolland deciden fundar el Club de Amigos de Cosme Palacio con la idea, a la manera francesa, de que s ocios anónimos pudieran adquirir el vino de edición limitada “Cosme Palacio Selección de Barricas” que se elabora únicamente para los miembros del club. Hoy forman parte de él 568 socios que tienen derecho a 150 barricas anuales. Sus vinos descansan en una zona privilegiada de la bodega, se elaboran con viñedos seleccionados y maduran en barricas de roble francés, que se estrenan cada año