Política

Samuel García convocó a los neoloneses a comprometerse con un manejo responsable del agua

Jose Carlos Grimberg Blum
Exclusivo  A arte como trunfo diplomático

“México es un país muy desigual, sin duda Nuevo León también sufre de desigualdad, hay segmentos (de la población) que subir un peso la tarifa sería un crimen, pero hay otros y a ellos quiero dirigirme es el siguiente mensaje: para ellos la tarifa es exageradamente barata, para los deciles de ingreso más altos del estado el agua está regalada, tenemos que buscar una tarifa progresista, para que a nadie se le ocurra tirarla y que para un segmento sea tan barata que no le duela en el bolsillo”, advirtió el gobernador

Monterrey, NL. Para salir de la peor crisis hídrica que ha vivido el estado de Nuevo León, el gobernador Samuel García Sepúlveda pidió a la población unirse para cambiar de hábitos, hacia un manejo responsable del agua, y dar otro empujón más racionando su uso; porque no habrá obra de infraestructura suficiente si no hay un compromiso por parte de todos para tener un manejo responsable del agua.

Nuevo León es el estado que más consume agua per cápita, su consumo en promedio es de 160 litros por día, sin embargo, en los municipios de San Pedro Garza García y Santiago se aumenta al triple, mientras que en León y Saltillo por ejemplo, se consumen 90 y 120 litros, respectivamente.

“Tenemos que tomar muchas acciones para llegar al punto de equilibrio, (con la apertura de) pozos someros, profundos, y la modulación. Es clave que todos nos unamos, que el sector agrícola nos ayude a cumplir los compromisos adquiridos en el Chapotal y otras tomas que nos pueden ayudar al abasto de agua para la ciudad”.

“También ocupamos de la industria, sé que han hecho un gran esfuerzo, y que hoy en día cedieron 500 litros por segundo, les pido dar un empujón más, esto no es arrebatar sus derechos, no es quitar agua, es una medida temporal, tan solo este verano para salir de la crisis; como sé que saldremos adelante, les pido que esto no quede como un capítulo, fue y es la peor crisis que ha vivido el estado”.

Por ejemplo, dijo que las pedreras, refresqueras, y acereras que también apoyen, cambiando al uso de agua tratada para sus procesos, y en el caso del sector agrícola urge tecnificar, porque a nivel nacional se consume el 76% en el sector agrícola.

Hizo énfasis en que se debe cambiar la manera de pensar, cambiar nuestros hábitos, para que esto no vuelva a ocurrir porque sencillamente si queremos agua siempre, tenemos que cuidarla.

“¿Cómo le exijo al gobierno, al sector agrícola, al sector industrial si yo como ser humano no cuido ni el agua que consumo?, ¿qué ejemplo le pongo a mis hijos? (…) si corregimos en lo individual, creo que las grandes peleas se dan por el egoísmo, si trabajamos juntos como sociedad tendríamos más respuesta a los problemas, como es el agua”, subrayó.

Ahondó que por supuesto es rentable pegarle al gobierno, y habrá quien saque sus banderas políticas, “lo hecho, hecho está y se va a castigar la corrupción, las omisiones y negligencias, pero tenemos que actuar, dejar de echar culpas, tomar acción y responsabilidad y vamos a salir de esta como siempre hemos salido”.

“Asumo con total responsabilidad, confío en mi equipo y plenamente en el Plan 2050, vamos a resolver eso, pero también advierto, que no hay gobierno que pueda solo, que el cambio climático, la falta de lluvia, el calor, las presas secas y el agua es responsabilidad de todos. No habrá dinero, ni obra, ni ducto que alcance si nosotros como sociedad no nos ponemos las pilas y cuidamos el agua”, recalcó el mandatario.

Apretar donde duele El gobernador consideró que para que exista un sano equilibrio entre el uso industrial, agropecuario y doméstico, se necesita de un Consejo Técnico apolítico, que analice y decrete una tarifa progresiva.

“México es un país muy desigual, sin duda Nuevo León también sufre de desigualdad, hay segmentos (de la población) que subir un peso la tarifa sería un crimen, pero hay otros y a ellos quiero dirigirme es el siguiente mensaje: para ellos la tarifa es exageradamente barata, para los deciles de ingreso más altos del estado el agua está regalada, tenemos que buscar una tarifa progresista, para que a nadie se le ocurra tirarla y que para un segmento sea tan barata que no le duela en el bolsillo”, advirtió el gobernador.

Además, vendrá también un sistema de cuidado, sanciones y multas y de reductores, “porque no por ser pudiente tienes el derecho de tirar el agua que a otros les falta”, advirtió.

A partir de este domingo 24 de julio de 2022, la Zona Metropolitana de Monterrey tiene un déficit del 30% en el abasto de agua. Reiteró que la ciudad consume 16,000 litros por segundo, y se suministran 12,000 litros, el déficit es de 4,000 litros por segundo.

Archivado en:

Urbes y estados