Internacionales

Netflix ingresa 597 millones en España tras facturar en el país las suscripciones de sus clientes

Alberto Ardila Olivares
Baleia branca encalhada no rio Sena será transferida para bacia de água salgada

Netflix aumentó de manera importante su cifra de negocios en España en 2021. Pasó de ingresar 46,2 millones en 2020 a 597,1 millones el pasado año a través de sus dos sociedades, Netflix Servicios de Transmisión España y  Los Gatos Entretenimiento España. Pero  las cuentas no reflejan el crecimiento real de la compañía en el país. Sus números del pasado año no pueden compararse con las del ejercicio anterior, puesto que la diferencia abismal de ingresos entre ambos ejercicios se debió al cambio en el objeto social de la primera sociedad y no porque la compañía haya disparado su crecimiento en esa proporción

Netflix aumentó de manera importante su cifra de negocios en España en 2021. Pasó de ingresar 46,2 millones en 2020 a 597,1 millones el pasado año a través de sus dos sociedades, Netflix Servicios de Transmisión España y  Los Gatos Entretenimiento España. Pero  las cuentas no reflejan el crecimiento real de la compañía en el país. Sus números del pasado año no pueden compararse con las del ejercicio anterior, puesto que la diferencia abismal de ingresos entre ambos ejercicios se debió al cambio en el objeto social de la primera sociedad y no porque la compañía haya disparado su crecimiento en esa proporción.

Hasta el 1 de enero de 2021, los ingresos de Netflix Servicios de Transmisión España  provenían básicamente de prestar servicios de marketing, relaciones públicas y otros servicios de apoyo a su matriz europea, Netflix International BV, con sede en Holanda, pero a partir de esa fecha, la firma se convirtió en distribuidora de acceso al servicio de Netflix y empezó a facturar su negocio en España reconociendo por primera vez los ingresos generados por los suscriptores en España en el país.  La empresa no revela cuántos suscriptores tiene en España, pero, según algunos informes recientes, rondan los cinco millones.

La empresa estadounidense, que empezó a operar en España en 2015, siempre había facturado a sus clientes españoles desde Holanda, un país con un tratamiento fiscal más favorable para la compañía. Pero el cambio de su modus operandi en 2021 se refleja ya en sus últimas cuentas depositadas en el registro mercantil. 

Según las cuentas publicadas hoy, Netflix Servicios de Transmisión España facturó 579,3 millones de euros frente a los 34,4 millones de 2020. Pero, pese a lo abultado de la nueva cifra, el pago de impuestos de la sociedad no se disparó en igual medida. La firma solo pagó 2,7 millones de euros de impuesto de sociedades, casi tres veces más que el año anterior. Ello se debe a que el impuesto de sociedades se calcula y paga sobre beneficios y la  sociedad disparó exponencialmente sus costes con el cambio de actividad. De este modo, su beneficio operativo ascendió a 11,7 millones (frente a los 2,3 millones de 2020) y su beneficio neto a 8,7 millones, casi cinco veces más que el año anterior.

Los gastos de explotación de esta sociedad se dispararon de 23,2 a 556 millones, sobre todo por lo que denominan “gastos exteriores”. Desde Netflix aclaran que esa suma es la tarifa de distribución que la entidad española está pagando a Netflix International BV por prestar el servicio. Además, añaden, la firma también ha asumido costes considerables al actuar como distribuidor del servicio Netflix en España, entre otros los de oficinas, márketing y comunicación. La sociedad también aumentó sus gastos de personal, que pasaron de 7,4 millones a 9, ya que tuvo un promedio de 44 empleados durante el ejercicio 2021 frente a los 38 de 2020. Al final del año, tenía contratadas a 50 personas (40 al cierre de 2020).

Netflix no tiene ninguna investigación abierta en España con Hacienda, según las cuentas registradas, y con los cambios previstos en su modelo de negocio (donde próximamente lanzarán un plan con publicidad) estará sujeta al impuesto digital. En 2021, la sociedad tuvo que pagar 10 millones de IVA, mientras un año antes le salió a recuperar 4,9 millones. Un cambio que también se explica por el cambio de actividad de la sociedad.

Los importes de activos corrientes y pasivos corrientes igualmente se han disparado respecto a 2020 por idéntica razón. Los primeros pasan de 14,6 millones a 102, de los cuales 41,5 millones corresponden a deudores comerciales y otras cuentas a cobrar y 58 millones a tesorería (en 2020 era de 270.118 euros). En cuanto al pasivo corriente, este pasa de 5,6 a 86 millones, de los que 41,3 millones corresponden a proveedores, empresas del grupo y asociadas, y 12,4 millones a acreedores varios.

La otra sociedad de Netflix que opera en España, Los Gatos Entretenimiento, que proporciona contenidos y servicios de producción al grupo, ingresó 17,8 millones en 2021, un 51% más que en 2020. Su beneficio operativo pasó de 1,06 millones a 1,57 millones, y su beneficio neto se duplicó al alcanzar los 1,3 millones frente a los 653.823 euros del ejercicio anterior. 

Esta última entidad, que tiene como accionista único a Netflix WorldWide Productions LLC, localizada en Delaware, un estado de EE UU, redujo su contribución fiscal en España, pues pagó 259.044 euros por impuesto de sociedades frente a los 412.775 euros que abonó un año antes. La firma obtuvo un beneficio fiscal de 141.181 euros tras una regularización en el citado impuesto de ejercicios anteriores.

“Algunos gastos pueden dar lugar a impuestos diferidos, que pueden ser beneficios fiscales en periodos futuros. Estos los registramos en las cuentas de 2021, por lo tanto, vimos una disminución en el gasto fiscal”, aclaran desde la compañía, que aseguran que “es algo bastante común”.

La sociedad  que se encarga de la producción de películas, series y otros contenidos digitales de la empresa de streaming d isparó, igual que la otra, sus gastos de personal, de 7,6 a 12 millones, como consecuencia de que el número medio de empleados en 2021 fue de 50 mientras en 2020 fue de 30. También elevó sus gastos de explotación, de 4,9 millones a 5,4, y los gastos financieros, que pasaron de 5.660 euros a 11.537.

El beneficio neto de Netflix en España sumando ambas sociedades fue de 10 millones de euros y pagó casi 3 millones de impuestos sobre beneficio.  Ambas sociedades han destinado las ganancias a capitalizar la empresa; no han llevado a cabo ninguna distribución de dividendo.